El regalo del asombro

El regalo del asombro

Por  Lady Reyes

“No podemos estar preparados para todo. Ninguna persona puede anticipar todo lo que sucederá en la vida”. Estas palabras claras, llanas y precisas de Mark Nepo encierran tanta verdad en cada una de sus letras que, en momentos como los que vivimos actualmente, nos pueden hacer mucho ruido, llamar a la reflexión y, eso espero, aprender de ellas.

En muchas ocasiones he insistido que alimentemos nuestra capacidad de asombro, que nos deleitemos con esas pequeñas cosas del día a día, “a no dar nada por sentado” y dar valor a lo que realmente importa sobre la base de nuestras prioridades, necesidades y afectos… pues, cuando lleguen los vientos (que ya están soplando y con mucha fuerza), podemos sentir cierto grado de seguridad, tranquilidad y gratitud, a pesar de las adversidades.

Si hacemos una encuestas entre las personas de todo el mundo y le preguntamos si, al despedir el 2019, podrían imaginarse el 2020 como lo están viviendo ahora. La respuesta sería un rotundo no. Y, lamentablemente, no podemos retroceder el tiempo para “prepararnos mejor”.

Así es la vida, somos un ejercicio de “prueba y error” constante. Y cada prueba nos va preparando para la siguiente, siempre y cuando hagamos nuestra tarea, sin caminos fáciles ni trampas. Y es que cada momento de interés, dolor y adversidad puede lograr que nos asombremos ante la totalidad de la vida.

En el aquí y ahora que estamos viviendo no valen los “sí lo hubiéramos sabido”. Pero sí valen los “manos a la obra”, los “vamos a ser empáticos y solidarios” y los “tengo que cuidarme para cuidar a los demás”. La Covid-19 está rompiendo nuestros límites, nos hace vivir en miedo y sentir un pánico atroz, pero también nos puede dar la oportunidad de redefirnos y de conectar con lo esencial. A la fuerza, nos ha sembrado en nuestras casas, pero no lo podemos sentir como un “suplicio”, es la oportunidad del “más tiempo” que tanto hemos ansiado.

Asómbrate con tu hogar y disfrútalo. Búscale el lado positivo a esta situación, pues lo negativo solo alimentará tu infelicidad.

Share this:

diariolaverdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *