Danilo Medina y su derrota humillante

*Por Teodoro Tejada

Apareció en primera plana del matutino Hoy, d/f 17 septiembre del año en curso, una publicación titulada «Danilo Medina le pela el plátano a militantes y dirigentes del PLD».

Pero hay que ser muy cara dura, para venir a pretender querer culpar a los compañeros de las bases, de perder el poder, y al mismo tiempo defender la cúpula, decir que le angustiaba que muchos compañeros solo querían nombrar a sus familiares; hay que aclarar que si hubo nepotismo fue realmente lo realizado por Danilo Medina, que lleno su administración de sus familiares directos hasta una tercera generación y en altos cargos públicos.

Decir que 16 años continuó en el poder era mucho, es verdad es mucho tiempo, pero el expresidente lo ve ahora, ya fuera del poder, porque estando en pleno derecho dirigiendo el Estado, no lo vio estaba obnubilado y nada que no sea la arrogancia del poder, se veía.

Es inaceptable las fuertes críticas de Danilo Medina a los dirigentes de la organización, y acusarlos de que los peledeista, estaban acostumbrados a pedir dinero para hacer campaña, la famosa logística, donde exigían recursos económicos para llevar a votar hasta los familiares, pero para eso la Junta Central Electoral le aporta dinero a los partidos, y por todos es sabidos que los altos directivos de del partido y del gobiernos, hacen grandes recaudaciones, por ende los militantes de las bases no pueden, ni tiene dinero para costear esos gastos del día “D”, de llevar a votar a sus allegados y qué Danilo Medina pretendía, que viendo esos humildes compañeros a esos jerarcas funcionarios que exhibían grandes bonanzas, no se le pidiera dinero para poder entusiasmar a los votantes para que al realizar su derecho al voto, los hicieran por los de su partidos, que de nuevo tiene eso.

Si en el PLD hay que pelar el plátano por el mal desempeño en las pasadas elecciones, es a Danilo Medina y a sus engreídos y arrogantes funcionarios, no a las bases.

Las verdaderas causas de la aplastante y humillante derrota del PLD, como cite anteriormente son:

El afán de querer imponerse en una segunda reelección, y ésta por encima de cualquier circunstancia, en la que la principal era la modificación de la Constitución de la república, sólo para sus aspiraciones de continuar con un tercer mandato.

Imponer a Gonzalo Castillo por encima de todas y todos; con una seguridad del exmandatario de que lo podía todo; el expresidente Danilo Medina dijo hasta la saciedad: «Gonzalo va a ganar, no le quepa la menor duda compañero, Gonzalo va a ganar», entonces todas sus peroratas, son injustificadas.
La salida de Leonel Fernández del PLD, fue un detonante, lo que provocó una división importante. Hay que destacar que ningún partido en el mundo, ha ganado elecciones para continuar en el poder, habiendo tenido una rotura tan grande como fue la salida de su Presidente, tres veces Presidente de la República y el líder de una gran facción del PLD, ya que los miembros de la Corriente de Danilo Medina en el partido, eran enemigos acérrimos de Leonel Fernández, no obstante haber sido favorecido en los gobiernos del exmandatario.
La eternidad en sus puestos, de los altos funcionarios gubernamentales, que los que menos tiempos duraron fueron 8 años continuó, una mala práctica del partido, que venía desde los gobiernos de Leonel Fernández, que desgraciadamente heredó Danilo Medina, pero con una forma de darle más poder a éstos funcionarios, negándole las oportunidades a otros compañeros, lo que obviamente produjo grandes disgustos en el PLD.
Los altos funcionarios de Danilo Medina, vivían en un boato y no había forma de que recibieran en sus despachos a los compañeros de las bases, estaban tan seguros que ganarían y máxime con el poderío de Danilo Medina, se creyó estar seguro de que ganaban las elecciones; y se durmieron en sus laureles, y esto los llevó a no hacer nada para que Gonzalo Castillo ganara, y para cualquier mortal, era muy fácil darse cuenta que lo dejaron sólo.
El escándalo de corrupción de Odebrecht, dónde no se persiguió, ni se investigó a nadie de los gobiernos danilista; destacándose la construcción de las plantas de Punta Catalina y los adendum de varios contratos de la Autovía del Este y la Circunvalación de la Romana, entre otros.
Buscar culpables de la salida del poder del PLD, en los miembros de las bases, es una injusticia y una falacia. No se puede pretender sacar la mota del ojo ajeno, sin antes sacarse la de uno mismo, ya que, si uno se saca la mota de su ojo, vera mejor para sacar la mota del ojo de su compañero, según lo escrito en la Santa Biblia, eso es ser hipócrita.

Share this:

Leave comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.