¿Nuevas deudas, hasta cuándo?

¿Nuevas deudas, hasta cuándo?

Por Frederich E. Bergés

Nadie se ha de extrañar de la colocación rápida de nuevas obligaciones públicas por el orden de los USD$3,800 millones que ha efectuado el nuevo gobierno.

Desde que se sometió el presupuesto complementario el pasado 24 de agosto, a pocos días del nuevo mandato, ya sabíamos que vendría.

La infografía explicativa que la Dirección General de Presupuesto publicó en su página web de la modificación del presupuesto, que a su vez ya se había modificado en junio de este año, creó la expectativa de una pronta contratación de nuevas deudas.

Gracias a la escasez de nuevas emisiones de los llamados mercados emergentes como el nuestro en los mercados internacionales; las expectativas que han creado las presentes autoridades; y un eficiente equipo de colaboradores en el Ministerio de Finanzas, el país logró muy buenas condiciones en las colocaciones de cada tramo. Pero la pregunta subyacente es hasta cuándo podremos seguir posponiendo una reforma capaz de detener este ritmo de endeudamiento.

Ya el Ministro de Economía ha dicho que este año no habrá ningún tipo de reforma fiscal. Sin embargo, si nuevas deudas crean nuevas obligaciones de pagos de intereses y repago de principal, que casi siempre se convierte en la “deuda eterna”, también es cierto que su costo hay que pagarlo.

Para ello hay solo dos vías: o se reducen los gastos o se aumentan los ingresos, esto último un tanto difícil sin una plena recuperación económica y retorno a los niveles de crecimiento pre-pandemia.

Por ello, no nos llevemos de las alabanzas, espaldarazos o felicitaciones, y mejor pensemos cómo haremos las cosas diferentes para el año próximo, de manera de poder lograr una recuperación económica sin tanta dependencia de nuevos endeudamientos.

Hay diversas fórmulas aplicables, de la cuales no tenemos favorita, salvo recordar que hacer lo mismo de manera repetitiva y esperar resultados diferentes es la definición de lo insensato.

Share this:

diariolaverdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *