La Fuerza Aérea de EE. UU. planea probar una inusual arma hipersónica en los próximos días

La Fuerza Aérea de EE. UU. planea probar una inusual arma hipersónica en los próximos días

En los próximos días, la Fuerza Aérea de EE.UU prepara el despegue de un bombardero B-52H con un misil, cuyo lanzamiento se realizará a una velocidad sin precedentes como parte de las pruebas de su nueva arma hipersónica, según informó recientemente la institución.

El misil AGM-183 es considerado la primera Arma de Respuesta Rápida de Lanzamiento Aéreo (ARRW, por sus siglas en inglés) en el arsenal estadounidense y el Ejército aseguró que está planificando el primer vuelo de prueba de propulsor del sofisticado proyectil.

Si todo se lleva a cabo sin contratiempos, ese misil alcanzará una aceleración de al menos cinco veces la velocidad del sonido antes de continuar con una segunda etapa de prueba en la que el vehículo de planeo simulado se «desintegrará» rápidamente en algún lugar de la atmósfera.

Aunque la última fase, en la que se desprende un planeador que lleva el arma hacia el objetivo, no formará parte de esta demostración, el dispositivo podría alcanzar 20 veces la velocidad del sonido, siendo imposible para los sistemas de defensa detenerlo, recoge el portal Space.

La institución considera que la velocidad es útil para destruir «objetivos de alto valor y para los que el tiempo es un factor determinante». Asimismo, explica que «ARRW amplía las capacidades de los sistemas de armas de ataque de precisión al permitir ofensivas de respuesta rápida con capacidad de supervivencia contra objetivos fuertemente protegidos».

Sin embargo, esta prueba ha sufrido varios retrasos, según The Drive. El misil llegó a la Base de la Fuerza Aérea Edwards en California el 1 de marzo, y en un inicio estaba previsto llevar el ensayo el 6 de marzo. Pero luego la institución señaló que el evento tendrá lugar en «los próximos 30 días».

«El equipo ha afrontado con éxito los retos del covid-19 y ha resuelto los problemas técnicos que no son extraños en un sistema de armas de primera clase. Hemos minimizado los retrasos en el cronograma, a la vez que nos hemos centrado en el rigor de la ingeniería», señaló el oficial a cargo del programa, Heath Collins, tras asegurar que otros vuelos de prueba están planificados para fin de año.

Share this: