Karl Towns vuelve a brillar en la victoria de los Timberwolves

Karl Towns vuelve a brillar en la victoria de los Timberwolves

INTERNACIONAL.- Los Timberwolves ganaron en la noche del lunes en su casa ante los Sacramento Kings por 116-106 en un partido en el que los de Minnesota recuperaron a su base titular, D’Angelo Russell, quien tras dos meses de baja logró 25 puntos y se convirtió en el máximo anotador de su equipo.

El máximo anotador del partido fue el base de Sacramento, De’Aaron Fox, con 31 puntos, 13 de ellos desde la línea de tiros libres, 9 asistencias, 6 rebotes y 2 robos de balón. Su compañero, el alero Harrison Barnes, consiguió 21 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias y un robo de balón mientras que Tyrese Haliburton anotó 9 puntos, 2 rebotes, 7 asistencias, 2 robos y 2 tapones.

En los Wolves, además de D’Angelo Russell (DLo), destacó el pívot Karl-Anthony Towns (KAT), con 23 puntos, 13 rebotes, 5 asistencias, y 2 robos. Los dos españoles de los de Minnesota tuvieron una buena noche.

El ala-pívot Juancho Hernangómez contribuyó con 17 puntos, 9 rebotes, una asistencia y un robo, mientras que el base Ricky Rubio anotó 4 puntos, un rebote, 5 asistencias, un robo y un tapón.

Tras el partido, el entrenador de los Timberwolves, Chris Fihch, alabó el papel de Hernángomez, que jugó 25.45 minutos, un tiempo superior a lo que ha sido habitual para el jugador madrileño.

Finch dijo que “Juancho fue excelente, particularmente en el ataque”.

El entrenador del equipo de Minnesota también se refirió a Rubio, quien en principio podría perder minutos de juego en el futuro con la vuelta de DLo. Pero Finch dejó entrever que le gusta colocar sobre la cancha a la vez a varios jugadores que puedan manejar el balón y que en su esquema DLo ejercerá más de tirador que de base.

El entrenador de los Wolves, que llegó a Minnesota en febrero en sustitución de Ryan Saunders tras el mal inicio del equipo, afirmó que “me encanta tener tantos jugadores que sean capaces de manejar la pelota sobre la cancha” al preguntarle sobre la presencia en pista al mismo tiempo de DLo y Rubio.

La satisfacción de Finch, como de sus jugadores, tras la victoria ante los Kings era evidente a la conclusión del partido. Y es que tanto los Timberwolves como los Kings necesitaban romper su racha perdedora. Los de Minnesota acumulaban dos derrotas consecutivas mientras que los de Sacramento acumulaban tres.

Uno de los alicientes del partido entre los dos equipos en la zona más baja de la Conferencia Oeste era el duelo entre los novatos Anthony Edwards, número uno del draft de 2020, y Tyrese Haliburton, número 12 del draft y que está teniendo una gran temporada con los Kings.

Para el equipo local, el partido tenía el aliciente adicional de ver el regreso de D’Angelo Russell (DLo), que ha estado de baja durante dos meses tras una lesión de rodilla. Y DLo no defraudó. El base-escolta, que empezó el partido desde el banquillo, fue el máximo anotador de su equipo con 25 puntos.

Los dos equipos mostraron una gran igualdad desde el inicio del partido. En todos los cuartos, tanto los Wolves como los Kings estuvieron en algún momento por delante en el marcador. Tras una ventaja inicial de los de Minnesota al principio del partido, los Kings se pusieron por delante al final del primer cuarto 26-29 gracias a los 12 puntos de Barnes.

En el segundo cuarto, los de Sacramento mantuvieron la delantera hasta el minuto 8.39. Los Wolves consiguieron un parcial de 15-4 y a falta de 4.32 para el descans, estaban 46-39. Pero Fox anotó 9 puntos seguidos en los últimos tres minutos y los equipos se fueron al descanso con un empate 55-55.

El empate se mantuvo al final del tercer cuarto, 82-82. Pero en los últimos 12 minutos, el acierto de DLo, que hizo 13 puntos, y de KAT, con sus 7 puntos, permitió a Minnesota anotar 34 puntos en el último cuarto por los 24 de los Kings, lo que dejó el marcador final en 116-106.

Share this: